A partir del 1 de junio de 2013 todas las viviendas o locales que se vendan o alquilen deben contar con el correspondiente certificado de eficiencia energética , el cual tiene que estar realizado por los técnicos homologados.

Estos certificados tienen por objeto de que tanto el comprador o arrendatario como el propietario conozcan las características energéticas del inmueble y, por tanto, tengan una idea de las necesidades de climatización y sus costes.

 

Los que comercialicen sus viviendas o locales sin este certificado  se exponen a multas de hasta 6.000,00 €.

 

ASIOLE, S.L. le ofrece la posibilidad de realizarlo de manera muy rápida y eficaz por cualquiera de los técnicos que colabora con nosotros.